» » » Terapia de Pareja: tenemos que aprender a discutir.

Terapia de Pareja: tenemos que aprender a discutir.

Publicado en: Sin categoría | 0

Hace muchos años que trabajo terapéuticamente con parejas, y uno de los principales obstáculos en el crecimiento de la relación, es que repetimos la misma discusión una y otra vez. Pensamos erróneamente si creemos que cuanto más luchamos por algo, aumentarán nuestras posibilidades de encontrar una solución. En realidad terminamos machacados, desalentados y distanciados.

 

Como psicólogo especializado en terapia de parejas, considero que los siguientes, son los puntos esenciales a tener en cuenta para evitar estas situaciones y para aprender a discutir.

 

  1. Lo primero es escuchar de verdad. Focaliza en lo que dice tu pareja y no en lo que vas a decir tú. Dale una oportunidad a “eso” que quiere decirte. Y entonces si, puedes decir lo que a ti te parece del tema. No sabes lo difícil que es entrenar este punto, pero es fundamental para que la comunicación sea sana.
  2. No des por supuesto nada. No creas adivinar sus intenciones.
  3. Si te sientes atrapado, no ataques con el pasado, con los reproches y con los fallos del otro. Es preferible parar y retomar en otro momento.
  4. El perdón es importante y restaura el vínculo, pero si lo manipulamos obtendremos el efecto contrario. En medio de la discusión le digo: “te perdono”. No, porque eso decreta que la víctima soy yo y el verdugo eres tú. Resérvalo para el momento adecuado.
  5. Una relación implica responsabilidad compartida. En cambio culpar a tu pareja tiene que ver con conceptos de ganar y perder. Si esto se instala en la discusión, también se instalará en la relación y tendremos ganadores y perdedores. Un desastre.
  6. Las cosas son depende de cómo las miremos, y no todos vemos las cosas de la misma manera. No pierdas energía decretando lo que es verdad y céntrate en lo que es importante.
  7. Cuidado con las frases acusatorias! Hay algunas palabras que solo te conducirán al fracaso en una discusión. ‘Siempre’ y ‘Nunca’ son dos de estas palabras. Cuando dos personas están teniendo una discusión de pareja las frases «tú siempre» o «tú nunca» se usan para culpar a la pareja «(Tú) Nunca me escuchas». Si te descubres diciendo este tipo de frases, para y trata de reformular las frases usando «yo» y eliminando la culpa. «(Yo) No me siento escuchada».
  8. Es muy aconsejable que en una discusión hagas preguntas que comiencen con «qué» y «cómo». «¿Qué podemos hacer para ponernos de acuerdo en esto?» o «¿Cómo podríamos hacer para que el dinero nos llegue a fin de mes? Esto es, sin duda, más eficaz que «¿Por qué gastas todo nuestro dinero en un par de días?».
  9. Si te das cuenta de que le estás diciendo a tu pareja frases que suenan como algo que le dirías a un niño pequeño, es probable que estés en «modo castigo». Algunos ejemplos de frases de castigo pueden ser: «Bien, entonces no veremos ese programa de tv» o «Si es así, ve tu sólo». La mayor parte de las veces que entramos en «modo de castigo» somos nosotros mismos los que terminamos perdiendo y saboteando algo que realmente disfrutamos, en nuestro esfuerzo de negar algo a nuestra pareja.

 

Las discusiones son una oportunidad de crecimiento de la pareja. Cuando sois capaces de resolver conflictos de pareja se genera confianza y seguridad. Tenemos que aprender a discutir. Tenemos que aprender a ser asertivos. Un vínculo fuerte puede destruirse fácilmente si somos descuidados en la comunicación.

 

Cuando es la comunicación vincular lo que ha enfermado, es necesario pedir ayuda. La terapia de pareja es un modo eficaz de poder restaurar, reeducar e inaugurar una nueva manera de hablar, de pactar y de discutir.

 

En este sentido os recomiendo a todos que visitéis esta web:

Terapia de Pareja Web  en donde podréis encontrar a los mejores psicólogos especializados en el tema según la ciudad en donde viváis http://terapiadeparejaweb.com/psicologos

Ernesto Iglesias Carranza